Capítulo 29. El despertar

Sección IX. El sueño de perdón

 

 

 

 

Para comprender cómo perdonar tal y como apunta UCDM, es preciso tomar en cuenta tres obstáculos para lograrlo: los juicios que emites, el miedo que validas y los ídolos (ideas y conceptos, todas las figuras del sueño) a quienes se les adjudica poder por encima de lo Divino y que al prestarles esa atención te conviertes automáticamente en su esclavo.

 

Es cierto que al estar tan inmerso en un mundo de percepciones creas que estás sujeto a sus leyes sin mayor voluntad que el estar sometido a ellas; sin embargo, considera la posibilidad de que todo ello sea tan sólo un sueño proveniente de tus ideas y pensamientos proyectados al exterior en forma de cuerpos y circunstancias, quizás te parezca familiar o quizás una fantasía, pero considera lo siguiente:

Dios creó a tu mente perfecta porque está hecha semejante a Él, pero ahora está llena de juicios a los que les adjudicas valor porque crees que es lo correcto o no hay otra opción; pero como Dios sólo creó lo Perfecto, eso tan sólo puede ser una ilusión, un sueño del cual puedes despertar.

 

En ese sueño creaste cuerpos, que perciben y emiten juicios sin darte cuenta de que ellos tan sólo hablan de ti, así que optaste por fabricar ídolos para evitar que tus propios juicios recaigan sobre ti. Esos ídolos por lo tanto provienen del miedo y de la desesperación porque a su vez provienen del ego, que es una idea equivocada de ti, una idea sin amor.  Por lo tanto todos los juicios que emites acerca de los ídolos se convierten en una injusticia para ti como Hijo de Dios.

 

Así como un niño le otorga “vida” a sus juguetes para poder crear sus historias de fantasía, así tú eliges hacer lo mismo con el mundo que te rodea y con los problemas (ídolos) a quienes les das vida, cuando tan sólo puedes dejar de jugar con ellos.

 

En cuanto comienzas a darte cuenta y a abandonar a esos ídolos, los sueños de miedo que te esclavizan se convierten en sueños de perdón porque dejas de tener miedo de tus propios juicios, te vuelves mas consciente, ya que al no haber juicios, tampoco hay enemigos, ni ídolos.  El sueño de perdón aunque sigue siendo un mundo de sueños, sin embargo tus enemigos se convierten en tus hermanos, tus percepciones se hacen milagrosas y reconoces la presencia de Dios en todas las cosas.

 

Por lo tanto, el Perdón tan sólo consiste en darte cuenta que no tienes nada que perdonar.

 

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

En caso de que estés interesado en unirte al grupo de estudio presencial de Un curso de Milagros, haz click aquí.

Psicología del espíritu, un curso de milagros, caanly, niños índigo

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu