¿Lo quiero o lo necesito?

Formularse preguntas útiles es uno de los mejores hábitos que podemos tener para solucionar conflictos o salir de dudas en casi cualquier momento. Para empezar olvídate de preguntarte "¿Por qué?" es la peor pregunta que puedes formularte porque salvo que quieras encontrar tus creencias limitantes, esta pregunta no sirve para nada más, de hecho es la pregunta que te formulas cuando te colocas en una posición de víctima y serlo no es provechoso ya que es un lugar en el cual no puedes hacer nada, no tienes poder, ni recursos e incluso esperanza, dependes totalmente de alguien más que te salve ¿Realmente te encuentras en esta situación? ¿De verdad no hay absolutamente nada que puedas hacer para salir del problema en el que estás? Estoy segura que sí, sólo que aún no lo has visto o no te has animado a dar tu primer paso.



Formularte preguntas poderosas evita que reacciones y te facilita el proceso de introspección en el cual puedes encontrar respuestas igualmente poderosas que te resuelvan, te ayuden a tomar consciencia así como mejores decisiones y sentirte más ligero de cargas, más feliz y más pleno.


¿Lo quiero o lo necesito? Es una pregunta que te puede ayudar muchísimo a resolver asuntos emocionales. Imagina que estás con tu pareja y no te está prestando la atención suficiente, pero tú sólo te enojas o te entristeces y reaccionas en consecuencia incluso sin saber exactamente la razón, pero al indagar un poco te das cuenta de la causa:


1. Este es justo el momento adecuado para que te preguntes: "Esa atención que demando de él ¿La necesito o la quiero?"


2. Ambas tienen solución, porque si es un tema de querer la atención sin el vacío de necesitarla entonces puedes estar en paz si no sucede en el momento o de la forma en la que te gustaría.


3. En cambio si la necesitas tienes dos opciones: averiguar si es una necesidad real y apremiante y solicitarla de esa manera sin que eso signifique mayor conflicto.


4. En cambio si es una necesidad producto de un vacío, también tienes dos opciones: informar con toda calma y claridad lo que sientes y necesitas sin mayor expectativa o dejando todo en libertad, sin que eso signifique mayor conflicto.


5. La otra opción es que indagues más profundo dentro de ti porque es posible que se trate de un vacío, herida o carencia emocional que nadie más la podrá llenar o sanar sino tú, si este fuera el caso estarías ante una oportunidad de oro de sanar y desde una posición proactiva buscar la ayuda que necesitas ya sea a través de libros, cursos o la psicoterapia.


Utiliza este ejemplo para cualquier otro problema que se te presente, puede ser desde algo que reconoces como una necesidad de reconocimiento, de tiempo, de cariño, de compañía y la lista puede extenderse aún más.


Este es un ejercicio de indagación poderoso que implica una pregunta útil que puede ayudarte a recuperar tu tranquilidad y calma para que tengas la claridad suficiente para que puedas poner manos a la obra y no demores en resolver lo que haya que resolver.


Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí



¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu