Hazle caso a tu corazón


Tus emociones son una gran herramienta que vale el tiempo y la dedicación para que la aprendas a utilizar. Habría que hacer una aclaración al respecto de la diferencia entre emoción y sentimiento: El sentimiento es sólo uno: el amor, se traduce como la intuición, el entusiasmo, eso que "se siente bien" cuando piensas en algún proyecto o plan que debas elegir; si lo pudiéramos ubicar sería en el corazón. Por otro lado, la emoción es generada por el pensamiento y te mueve hacia la acción; a su vez se considera que la emoción también es reactiva, su finalidad es la supervivencia por lo que su origen es biológico.

En otros términos podríamos decir que la emoción es del cuerpo y el sentimiento es del Espíritu. ¿Te ha pasado que al pensar en alguna idea o plan a pesar de que te entusiasma, también te da miedo? Bien, pues si eso te sucede entonces no hay duda, debes comenzar con ese plan de inmediato.

El sentimiento siempre es el mejor guía para tomar decisiones debido a que su origen está libre de juicios y prejuicios, por lo tanto es sabio, recuerda que el juicio es lo que estropea todo, así que si quieres saber la respuesta correcta, esa siempre te la dará el corazón.

El pensamiento es generado por la mente que es una herramienta de creación que utilizas para generarte las condiciones de vida que tienes, le ayuda la emoción justo para construir lo que has imaginado. Si fuera un equipo de trabajo: el pensamiento es quien genera la idea y el sentimiento es quien le da el visto bueno, mientras que la emoción es quien la ejecuta.

Contrario a lo que se piensa, el corazón no necesariamente es bondadoso bajo los términos sociales que todos aceptamos, sino que está libre de miedo, por lo tanto es valiente, directo, firme, no titubea, tampoco siente culpa porque sabe que está en lo correcto, es inocente y salvaje; en pocas palabras no juzga. Cuando prefieres hacer lo que piensas a lo que sientes, corres el riesgo de tomar una decisión que pase por encima tuyo, decides en favor de lo que otros consideran que es lo correcto o que está sujeto a los estándares, estereotipos o roles sociales. La sabiduría del corazón es libre, es apasionada y nunca pierde la esperanza porque al carecer de miedo, su certeza se conserva intacta.

Por otro lado, tomar una decisión con el pensamiento o cabeza es lo peor que puedes hacer pues la función del pensamiento no es tomar decisiones sino sólo crear. En realidad esa vocecita sabia que te habla no proviene de la mente sino del corazón.

Hacerle caso al corazón es una práctica de respeto y amor a ti mismo, no está por encima del otro sino al contrario porque una decisión tomada sabiamente y sin miedo siempre será positiva para el colectivo y sus beneficios tienen efectos que no imaginas, inspira, motiva y fortalece voluntades.

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí


¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu