Haz que pensar positivo sea un hábito


Digamos que estamos rodeados de abundancia de toda cosa buena, sólo que aún no eres consciente de eso, ser consciente es estar atento, por eso conviene colocar tu atención donde quieres que esté tu realidad porque las cosas en sí no cambian sólo cambia tu mentalidad al respecto de ellas y eso es lo que transforma tu experiencia y así es como te haces dueño de tu pensamiento y le marcas la pauta para que te muestre lo que quieres que sea real para ti. Si el pensamiento crea, pensar positivo, crea lo positivo.

El pensamiento positivo te abre puertas, cosas que ya estaban ahí pero no las veías de pronto son muy claras, ¿A poco no te ha pasado que después de que pasa la tormenta reflexionas "Cómo pude no haberlo visto antes si era tan claro" o "Y yo que pensaba que sería muy difícil"?.

Entonces, si ya sabes que saldrás adelante ¿Por qué seguir pensando fatalidades en lugar de pensar en alternativas o pensar en el "cómo sí"? Por ejemplo, cuando terminas una relación piensas que jamás podrás superarlo, pero la experiencia te ha comprobado que puedes hacerlo perfectamente, sólo es cuestión de tiempo, entonces ¿Por qué no pensar mejor un "Esto también pasará"?

El tema es que tienes opcíón y pensarlo hace que halles claridad en cuanto a las alternativas que están a tu disposición para salir adelante de cualquier situación y depende de que tú las tomes para seguir avanzando.

Pensar "Haré lo que pueda ahora con los recursos de los que dispongo" o "¿De qué manera puedo comenzar con lo que tengo ahora?" en lugar de pensar "No puedo lograr eso, es muy difícil". Hace una enorme diferencia.

Si crees que es muy difícil, considera que todo es difícil cuando vas comenzando, pero después con la práctica y la constancia se van facilitando las cosas.

Debemos comenzar como dice Po (Kung Fu Panda) desde el nivel cero, así que toma lápiz, papel y:

1. Anota 3 situaciones que más te preocupan.

2. Escribe 3 pensamientos negativos/realistas que tengas al respecto de esas situaciones.

3. Escribe al menos una emoción positiva que quieras sentir al respecto de cada uno de esos tres pensamientos.

4. Anda, se creativo y redacta una idea que respalde esa emoción.

5. Imagina que es realidad, sólo imagínalo no cuesta nada.

6. Imagínalo de nuevo, dilo en voz alta, frente al espejo, al despertar, cuando te bañes, mientras caminas; practícalo una y mil veces hasta que te salga, leíste bien: hasta que te salga.

Como siempre, si te es muy complicado asiste a psicoterapia para que puedas dar esos pasos. Pero no olvides que pensar positivo, ser realista o creativo es lo mismo, es un hábito y tienes opción de que sea parte de tu vida.

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

#pensamientopositivo #pensamientorealista #aprenderapensar

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu