Cómo afrontar el fracaso


Estás motivado y vas con las mejores expectativas, así que te preparas y vas a por ello, pero las cosas no resultan como esperabas y por más que lo intentas pierdes en muerte súbita ¿Te ha pasado? Seguramente que sí porque todos hemos experimentado fallar en algo ya sea en la escuela, en algún proyecto laboral, en tu salud, en las relaciones o en cualquier otro aspecto; el fracaso forma parte de la vida así como el éxito, vivimos en un mundo dual así que eso es de esperarse, no tiene que ver contigo, ni con tu valía, ni con tu preparación, ni tampoco con que lo merezcas o no, simplemente así es la vida.

El fracaso puede ser la causa de un bloqueo emocional, por ejemplo, hay quienes consideran un divorcio como un fracaso, también un despido laboral o la pérdida de bienes materiales por decisiones tomadas al respecto de tus inversiones. Independientemente que lo consideres un fracaso o no porque eso ya depende de tu filosofía de vida producto de las experiencias y aprendizajes que hayas tenido, lo importante es que te cuentes verdad acerca de eso, que lo describas tal y como sucedió y que pongas sobre la mesa lo que sentiste. Aceptar tus emociones es lo que va a impedir que se forme ese bloqueo emocional o bien te ayudará a que sane.

¿Cómo sabes que tienes un bloqueo emocional? Un bloqueo emocional es muy evidente porque es ese miedo, angustia, preocupación y/o inseguridad que sientes cuando te enfrentas a lo mismo que en alguna ocasión no te salió bien, es más podemos descubrir con exactitud que tuviste una experiencia de dolor o fracaso debido a la emoción que te provoca enfrentarte de nuevo a ella. Quizás producto de un fracaso ya no volviste a intentar relacionarte de nuevo, hacer ese deporte, volver a empezar un nuevo proyecto de negocio. Tu inconsciente alberga esa información y reacciona con el propósito de cuidarte y lograr la supervivencia, así que si tuviste una experiencia que te provocó un bloqueo o trauma ten por seguro que tu reacción emocional te ayudará a evitar que suceda de nuevo.

Mientras que un trauma se encuentra a nivel inconsciente, es decir, no lo reconoces más que en el efecto que te causa, un bloqueo lo puedes reconocer con más facilidad porque siempre te sientes igual ante la misma situación y puedes relacionarlo sin problema.

Si piensas que tu valía se mide en los fracasos o éxitos que tengas, difícilmente lo intentarás de nuevo y una y mil veces hasta que te salga; pero nadie que tenga éxito ha quedado limpio de fracasos, es más de todo lo que intentes sólo el 20% te saldrá bien, y eso ya es decir mucho. Un fracaso no es nada, tampoco lo son mil si eso te cuesta tener éxito al final, tampoco le temas a la palabra fracaso, quizás te parezca muy fuerte y si es así entonces toma lápiz y papel porque haremos un ejercicio que se llama acto simbólico:

1. Escribe todo lo que pienses y sientas cuando la escuchas, cuando te la dices, cuando sientes que fracasaste, escribe todos tus miedos al respecto de esa palabra, quizás te lleve unos días sacarlo de tu mente y de tu corazón, imagina que son hilos negros que salen de ti en forma de palabras escritas y sácalos todos. Siente el fracaso, ríndete a él, eso no te define, sólo siéntelo y respira.

2. Después, cambia todos y cada uno por frases más amables, por ejemplo "El fracaso me hace ser un estúpido ingenuo" cámbiala por "El fracaso me hace ser perseverante"; no importa si crees en ellas o no, porque eso forma parte de otro ejercicio.

3. Al final, dobla la hoja donde anotaste tus frases de fracaso y colócala en un recipiente donde puedas quemarla, siente cómo el fuego transmuta todos esos pensamientos y déjalos ir. Las cenizas entiérralas en un campo abierto, no en maceta y permite que la tierra transforme todo eso en algo hermoso. En todo este proceso haz lo que te nazca, canta, baila, haz una oración, pon flores y/velas, respira y haz una meditación, lo que quieras.

4. Por último, ve a la acción y pon en marcha actos comprometidos que con la práctica se vuelvan hábitos, un hábito es algo natural y es lo que te salva de ti mismo.

Hazlo hasta que lo logres, permítete esto y no vivir una vida detenida por algo tan natural y efímero para la existencia humana como es la dualidad fracaso/éxito.

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí


¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu