Cambios verdaderos


"Aprender es cambiar" así lo indica Un Curso de Milagros, y es un hecho que cuando experimentas un cambio no vuelves a ser el mismo, definitivamente eres otro, has aprendido algo que ha marcado tu vida y le ha dado un rumbo diferente.

Sin embargo, un cambio implica que eres mejor en algún sentido, te sientes liberado, más amoroso, perdonas con más facilidad, los malos hábitos de antes apenas y los recuerdas o bien no te puedes imaginar cómo fue vivir de una manera que no te beneficiaba ni a ti ni a tus seres queridos.

Un cambio en el sentido negativo, es como si te hundieras más en lo mismo de siempre: tus creencias limitantes se reforzaron con otras similares, te vuelves más frío, egoísta, te desconectas de tus emociones, abandonas ideales y valores. Aunque creas que eso es bueno, muy dentro de ti sabes que no lo es, hay una sensación de vacuidad, de soledad. Y lo decidiste porque te diste por vencido, pensaste que ya lo habías intentado todo y nada resultaba.

Esto no es un cambio, es hundirte más, es más de lo mismo pero peor.

Hay algo en ti que desea lo bueno, lo amoroso, lo sano, eso es lo natural, tu Espíritu así es y tu eres un Espíritu no un cuerpo y si tan sólo no dejas de intentarlo, finalmente lo lograrás. Un cambio verdadero implica lo siguiente:

Desearlo. Es un deseo tan fuerte que nadie te puede persuadir de lo contrario, lo intentarás una y otra vez y encontrarás maneras nuevas y creativas de dar pasos en la dirección que buscas, porque así lo sientes, como si tu vida dependiera de ello.

Tomar una decisión. Debes ser implacable con tu ego y jamás permitirte voltear atrás, hacer cortes, soltar cargas emocionales, proyectar nuevos horizontes, dirigir tu voluntad cada mañana hacia el rumbo en el que deseas que marche tu vida.

Creer que puedes. Una idea clara requiere de que creas que es posible. Prácticamente todo lo es si lo deseas y más aún si lo imaginas. Los grandes avances de la humanidad de toda índole, nacieron de un "imposible". Así que si lo imaginas lo puedes lograr.

Enfocar todos tus esfuerzos. Ningún esfuerzo es en vano cuando se trata de hacer un cambio, de sanar, de perdonar y liberarte. Haz de todo: lee, convive con nuevas personas, mejora tus hábitos, haz meditaciones, aprende algo nuevo, haz más de lo que amas, todo lo que te recuerde el bienestar del cambio que deseas.

Nuevos hábitos. Todo buen hábito suma, ninguno está de más, sobre todo si lo sientes: Dejar de fumar, mejorar tu alimentación, optimizar tus tiempos, leer más, todo finalmente te lleva a forjar un carácter más fuerte y determinado, a tu alma la notarás más libre porque te alineas con lo sano y lo armonioso y al lograr una mente más liviana, un alma en paz y un cuerpo fortalecido, es más fácil que tu Espíritu, tu mente y tu personalidad se conecten para llevarte a niveles que jamás has imaginado.

No tienes nada que perder y todo que ganar, hazlo diferente no demores más.

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea, haz click aquí

#Habitos #Creenciaslimitantes #decisiones #enfoque #UncursodeMilagros

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu