Resuélvete en favor de tu paz

En el camino de la sanación de tu mente o sea del perdón, pasan infinidad de cosas, se te mueve el mundo entero, tus relaciones cambian, tu mundo cambia, tú cambias y de pronto hay un punto de no retorno donde sólo puedes continuar.

En ese camino confía en que sólo lo amoroso tus experiencias es verdad; hazte el hábito de sentarte, cerrar los ojos y respirar por unos segundos, comunícate con tu yo espiritual, háblale así como si le hablaras a tu mejor amigo y hazle saber que quieres darte cuenta de que sólo lo amoroso es real, pídele ver lo que él ve y déjate llevar; parece mentira pero sólo unos pocos minutos bastan para que tu mente se aquiete.

Recuerda que ni el tiempo ni tu concepción de ti como te conoces ahora son reales, tú existes más allá del tiempo y del espacio y es ese yo el que deseas conocer porque ahí encontrarás la calma que necesitas, mientras más busques estos momentos más fácilmente sanará tu mente; porque siempre regresamos a donde nos sentimos amados y en paz, y dentro de ti más allá de tu estrés, tus preocupaciones y tus necesidades existe ese lugar.

 

Resuélvete a que cada decisión que tomes lo hagas en favor de tu paz, la paz es un estado espiritual puro y ahí perteneces; entre lo que tú crees que te dará paz y donde en verdad se encuentra casi siempre existe una gran brecha.  La razón de ello es que tu personalidad ha sido creada para complacer a tus padres, a la sociedad, al grupo al que quieres pertenecer y a quien tu quieres ser, menos a ti mismo, si tan sólo te dejas guiar por aquello que te da más paz conseguirás tomar decisiones en conjunto con la Voluntad de Dios porque la paz en Su Voluntad.  Las apariencias engañan, por lo tanto aunque parezca lo contrario, aunque no se parezca a lo que tú generalmente harías te sentirás mucho mejor, más fuerte más fortalecida y en paz.

En este proceso nadie está solo, Dios, tú y cada uno de Sus Hijos estará contigo de una manera más profunda; créeme no te quedará duda y será muy claro para ti cuando estés ahí.  Cuando dicen que el camino espiritual se transita en soledad, olvidan que la soledad es imposible porque Dios siempre te acompaña en cada segundo, cómo no podría ser así cuando sólo Él y sus creaciones son reales. Lo demás, lo no amoroso es ilusorio, así que no tienes nada que temer y todo que ganar.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu