Qué es la homeopatía

La homeopatía fue descubierta en 1810 por el médico aleman Hahnemann. Es una ciencia basada en una serie de leyes naturales para la curación, a través de medicamentos semejantes a aquellos que produjeron la enfermedad.

En su trabajo de farmacología el Dr. Hahnemann encontró que la corteza del árbol del que se obtiene el extracto para el tratamiento del paludismo producía, en dosis excesivas, síntomas totalmente semejantes a las producidas por dicha enfermedad.  Después de observar lo anterior, desarrolló la leyes de la semejanza sobre la que la homeopatía fundamenta su filosofía: "lo semejante puede ser curado por lo semejante", es decir, que en síntomas producidos en personas sanas por sustancias del reino animal, vegetal o mineral, serán las que sirvan para seleccionar el medicamento con síntomas lo más parecido a aquellos que presenta el enfermo.

Así, la homeopatía estudia primero los síntomas que produjeron la enfermedad para luego conocer el desequilibrio y después localizar el lugar donde se desarrolla el mismo.

Entonces, el medicamento homeopático lo único que hace es producir un estímulo que haga reaccionar la fuerza vital, encargada de mantener en equilibrio la mente y el cuerpo, y después la naturaleza es la que se encargar de efectuar la curación.

Por lo tanto, los medicamentos no obran por su masa sino por su energía, no actúan por cantidad sino por cualidad; no poseen materia sino sólo energía y mediante ella ejercen una acción dinámica sobre fuerza vital.

La homeopatía considera que los órganos no padecen en forma aislada sino que incluso con la mente forman un todo que se relaciona mutuamente. Así mismo, selecciona un solo medicamento que tenga los síntomas más semejantes a los que en ese momento presenta el enfermo.

Por todas estas razones se dice sin temor a exagerar, que la homeopatía es la única y verdadera medicina para el ser humano.  Por el tipo de tratamiento, aún se le considera a la homeopatía como alternativa a la medicina tradicional o alópata; esto ayuda a los niños con los que estamos conviviendo actualmente, ya sean ellos, índigo, cristal, violeta o de cualquier otro color, pues permite hacer un tratamiento personalizado. El tratamiento homeopático al ser individual ayuda a los bloqueos sin caer en generalización de enfermedades. Por esta razón es que se recomienda ya sea como apoyo a tratamientos médicos o en sustitución de los mismos.

Por Psic. Luis Alfaro

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu