¿Qué es el neurofeedback?

Es un tratamiento científico que trabaja mediante la colocación de electrodos colocados estratégicamente en la cabeza y una computadora para monitorizar los patrones de la actividad eléctrica del cerebro.

El paciente se sienta frente a una pantalla de computadora y se le muestran diferentes imágenes de juegos o animaciones. Si la actividad decae el juego disminuye o para, en cambio si el paciente está concentrado las imágenes continúan fluyendo y se va midiendo su progreso. De tal forma, la persona aprende a reconocer los estados que ha entrenado para que los pueda utilizar en caso necesario.

A cada persona se le debe realizar un plan de trabajo propio, de acuerdo a sus necesidades y habiendo evaluado su situación previamente, si es el caso se determina si la persona puede dejar de consumir su medicamento o no.

El Neurofeedback es una terapia que no tiene efectos secundarios, sus cambios son permanentes y se trata de un tratamiento breve que no crea dependencia alguna en la persona, ni tampoco está contraindicada con ningún medicamento. No se trata de un placebo, sus efectos son perfectamente medibles y comprobables.

Tiene una duración total de 45 sesiones y está indicado para los niños desde los 5 o 6 años de edad, los especialistas indican que la mejoría comienza a notarse a la mitad del tratamiento.

Se utiliza en casos de TDA-H, en problemas de aprendizaje o demencia leve, epilepsia, autismo, trastornos del sueño, adicciones y alcoholismo; además de ansiedad y depresión clínica; así como en padecimientos como el Trastorno Obsesivo-compulsivo, estrés post-traumático y desórdenes alimenticios, entre otros. También se puede utilizar para potenciar el rendimiento intelectual y creatividad en deportistas o ejecutivos.

Al paciente se le enseña a incrementar o disminuir los valores de cada una de las ondas cerebrales y a bloquear los patrones cerebrales que le hacen tener un comportamiento o respuesta inadecuada. Se estimula al cerebro para mejorar su funcionamiento. Lo que se busca es aumentar o reducir cierto tipo de ondas cerebrales para ayudar al cerebro a reorganizar la información visual, auditiva o kinestésica que llega a través de los sentidos de forma instantánea y así modificar la respuesta ya sea cognitiva o comportamental.

Sus beneficios incluyen un cambio de conciencia por parte de la persona, los niños se muestran más tranquilos, alegres y con un mejor manejo de la ansiedad, la ira y la intolerancia. Además de un aumento en su capacidad cognoscitiva y motora, contribuye así en la mejoría en las relaciones interpersonales.

No todas las personas pueden optar por esta terapia, mediante una evaluación previa en la que se toma en cuenta la severidad del padecimiento, cubrir ciertas condiciones orgánicas y socio-ambientales se determina si esta terapia es apta para la persona, ya que también se necesita constancia para aprovechar sus beneficios.


Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu