Nutrición infantil

La mayoría de los padres se dan cuenta que el temperamento o humor de sus hijos, así como los niveles de energía que manejan se afectan por el tipo de comidas y bebidas que ingieren. Los factores nutricionales tienen una relación directa con la conducta de los síndromes como el de Déficit de Atención, la Hiperactividad, la irritabilidad y la fatiga.

Ya está comprobada la influencia negativa que tienen los alimentos con colorantes artificiales, azúcar y aditivos, sobretodo antes de ir a dormir. No obstante, los niños prefieren seguir ingiriendo este tipo de comida chatarra porque es "más sabrosa". La comida "sana" no sabe igual.

 

La mayoría de los niños Índigo y Cristal son muy quisquillosos para comer. Son extremadamente sensibles a la textura de la comida, a los sabores y a los olores. Los padres tienen que tener conciencia de esto, y en la medida de lo posible permitirles comer lo que ellos desean y no comer los alimentos que ellos rechazan.

La comida es energía y por lo tanto contiene un nivel vibracional. Mientras más sana es, mayor será su vibración. Los Niños Índigo y Cristal tienen que mantener un nivel vibracional elevado para poder llevar a cabo su misión. Por lo tanto, el mayor regalo que un padre puede darle a sus hijos es enseñarlo a comer correctamente, mostrándole el nivel energético que contienen los alimentos y cómo, a través de la experiencia directa, se van a sentir después de comer comida chatarra o baja en contenidos vibracionales; esto es enseñarles a diferenciar el nivel vibracional de cada alimento para que sean ellos mismos los que aprendan a elegir que alimento los va a hacer sentirse bien.

La comida contiene energía vital. Lo que mata la energía vital es el uso del microhondas, el consumo de alimentos congelados y enlatados. La energía vital se mantiene en los alimentos únicamente 20 minutos después de haberlos cocinado y licuado. Por tal motivo es indispensable consumir alimentos vivos, frescos, diariamente. Llenen su refrigerador con los alimentos adecuados para que cada vez que sus hijos se acerquen, encuentren los alimentos que les van a proporcionar salud y bienestar.

Los alimentos refinados como el azúcar y las harinas blancas, los colorantes y conservantes artificiales no contienen ningún tipo de energía vital. Hay que evitarlos y sustituirlos por alimentos sanos y disfrutables: Amaranto, granola, semillas como las almendras, nueces de la India, fruta fresca.

Todo lo que sea cultivado con pesticidas, que hoy en día es la mayoría de los alimentos o los huevos y carne de pollo, llena de hormonas, son altamente dañinos para el ser humano. Es mucho mejor consumir alimentos cultivados orgánicamente, como los que se adquieren en "Green Corner" o "Aires del Campo" o comprados en los mercados directamente.

Los padres tienen que aprender a observar los cambios bruscos de conducta en sus hijos y analizar detenidamente si estos vienen después de haber comido o bebido algo en especial. Una vez que aprendan a detectar estos cambios de conducta pueden ver cuáles son los alimentos que los producen y generalmente van a ser alimentos como refrescos, con un alto contenido de azúcar refinada y colorantes artificiales, cafeína y chocolates. En estos casos sería conveniente eliminarlos de la dieta de sus hijos y observar los resultados.

Se han visto grandes resultados cuando los niños toman vitamina B6, C, thiamina, ácido fólico, zinc, hierro, calcio, y sobretodo magnesio.


Por favor, consulte a su médico.

Por Mónica Barrenechea

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu