Capítulo 15.  El instante santo

XI. La Navidad como símbolo del fin del sacrificio.

La Navidad es algo que se celebra en el tiempo pero su momento puede ser cualquiera y es sólo tuyo pero al vivirlo lo compartes con todos y todos salimos beneficiados con una paz y luz que brilla muy dentro no sólo de ti sino de todos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El sacrificio es sólo un idea que inventaste no es real en absoluto, no hay hada que sacrificar ni a nadie a quien le beneficie tu sacrificio.  Haz una revisión de todo lo que te hiere y entrégalo cada noche al Espíritu Santo, permite que tu descanso sea tu celebración y regalo que te das y nos das todos; tu liberación es la liberación de todos pues nos habrás quitado todo juicio y habrá un corazón más en el que seamos libres, eso aligera la carga de todos y nos prepara y motiva para hacer lo mismo.

El amor brinda paz y el sacrificio miedo; deja todo en libertad dentro de tu mente y corazón y sabrás qué decisiones tomar en cada momento.  Si vas en busca de amor no hay manera de que no lo encuentres pues es lo único que te abarca, en ese encuentro estamos todos unidos en una sola mente que vibra llena de energía, de paz y de buenas ideas que contribuyen a tu despertar amoroso.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu