Capítulo 4. Las ilusiones del ego.

Sección VI. Las recompensas de Dios

Al ego no se le puede descartar a la ligera porque controla gran parte de tu pensamiento lo que sí puedes es saber y agradecer que tu realidad inmortal permanezca intacta a pesar de ello.

UCDM nos ayuda a entender que nuestra función en el mundo consiste en perdonarlo y en perdonar a nuestros hermanos por lo que ellos no han hecho, recordemos que perdonar es una corrección del pensamiento que consiste en juzgar todo lo proveniente del ego como inexistente y falso.  Esa es la deuda que tienes con tus hermanos, el haberlos sometido al juicio el ego en lugar de verlos tal y como Dios los creó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El ego es un mecanismo que te engaña para que creas que estás separado de Dios y además te hace creer que así estarás a salvo, por eso lo valoras y no lo sueltas; pero no debes deshacerte del ego a la fuerza porque estarías luchando contra una ilusión, mejor deja que los pensamientos de Dios inunden tu mente para que te convenzas poco a poco que así es como eres feliz y sin esos pensamientos eres infeliz.  Y así es como finalmente lograremos todos la salvación que no es otra cosa más que el estado de gracia del Espíritu que crea con una mente sana; en dicha tarea la cooperación entre todos nosotros es requisito indispensable porque ¿Cómo podrías liberarte de la ilusión del ego mientras te concibas a ti y a tu hermano (y viceversa) como un cuerpo y no como Espíritu tal como Dios lo creó?

Por Caanly Hernández Galán

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu