Capítulo 16. El perdón de las ilusiones

IV. Las ilusiones y la realidad del amor

No puedes ahorrarte la parte del proceso de desaprendizaje en la que se requiere que indagues acerca de la dualidad odio/amor especial en la que has basado tus relaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo en el universo son símbolos y ninguno de ellos representan a la divinidad en absoluto, sino que representan a la dualidad y generan un conflicto que no existe puesto que su causa es falsa; son símbolos de la eterna lucha entre el bien y el mal.  El detalle es que el amor/bien no requiere de símbolos para ser, así que de entrada no tiene ningún sentido entrar en conflicto alguno al respecto puesto que en realidad no estamos en ningún riesgo.

Tanto el amor como el odio especial son originados por la culpabilidad de tal forma que se genera en ti una sensación de ataque/defensa y ese es el conflicto porque estás atorado al respecto de cómo salir de ahí cuando en realidad no hay nada que temer ni nada que atacar.  El amor especial está basado en ilusiones y mantiene a raya al odio especial cuando la desilusión aparece, porque eventualmente esto siempre sucede, la relación deja de ofrecerte satisfacción y se rompe y esto es una prueba de que no se validó al amor sino sólo a la dualidad amor/odio.  Deja que el amor interprete esto para que tu sensación de culpa, fracaso o inadecuación se desvanezca; toma en cuenta que lo que cambia no puede ser Amor, ni tampoco tienes que emprender la búsqueda de Él porque te abarca pero aún tienes barreras que te impiden verlo.

Tu paz, felicidad y libertad no puede provenir de la ilusión del amor sino de su verdad, por eso es que no te puedes refugiar en el amor que has conocido hasta ahora.  Cuando aceptas la dualidad de amor/odio especial niegas la posibilidad de experimentarte tal y como Dios te creó.  El vínculo que tienes con Dios es la garantía de que eventualmente recordarás quien eres y el recuerdo de tu experiencia dual se desvanecerá, de hecho el camino en realidad está totalmente despejado basta con que lo camines con toda confianza y que continúes hasta que el tiempo se desvanezca y vuelvas a ser en la eternidad donde tus creaciones amorosas te esperan. 

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu