Capítulo 13. El mundo inocente

V. Las dos emociones.

Sólo puedes experimentar dos emociones: el amor o el miedo, todo lo demás son variantes de alguna de las dos y se experimentan con un matiz diferente porque las percibes a través de una mente dual que fragmenta todo lo que pasa a través de ella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando vives a través del amor tu experiencia es unificada puesto que el amor (no miedo) es total y pleno y como es algo que se vive desde el Espíritu que compartimos todos, su experiencia es la misma para todos, inmutable.  En cambio, las experiencias a través del miedo contienen fantasías individuales que provienen del pasado de cada uno y por ello son tan diversas, privadas y personales, eso no tiene nada de malo pero siguen siendo fantasías puesto que te hablan de ti en un sentido individual que te separa de la Unidad del Espíritu y cualquier experiencia de separación emana y produce miedo y culpa.

Reaccionas a lo que percibes de acuerdo a tus experiencias del pasado, por lo tanto no es el presente sino el pasado.  La manera en la que te relacionas, tu opinión y tus reacciones actuales provienen de tus experiencias del pasado entonces no te estás relacionando con el presente sino con el pasado, lo cual tampoco tendría nada de malo si no creyeras que es real y fueras infeliz por eso; aunque finalmente tampoco tiene nada de malo sólo que nada amoroso sucederá sino más de lo mismo.

Tampoco se trata de cometer los mismos errores sino de algo mucho más simple pero que requiere de toda tu práctica y atención, se trata de no juzgar.  La vida te espera detrás del juicio porque sólo cuando te liberas del miedo es que puedes vivir y permanecer en el presente.

La Unidad es Luz, la dualidad es oscuridad, lo que percibes es dual, por lo tanto es oscuridad; la Luz sigue donde siempre, tu tarea es sanar tu mente, liberarla del juicio que proyecta el miedo que está directamente relacionado con tu pasado; es decir, vivir en el presente, vivir, no juzgar, que es muy diferente, el no juicio es amor y sólo así podrás Ver de verdad lo que siempre has sido, donde siempre has estado y lo que siempre has podido.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu