Capítulo 6.  Las lecciones del amor

Sección III. La renuncia al ataque

Una mente a salvo está libre de miedo e ira y por lo tanto no tiene necesidad de atacar, es amor y sólo expresa amor y eso es justo lo que la hace invulnerable porque al ser amor su causa es amor y también lo es su efecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu mente jamás ha sido profanada por el ego eso, no es posible, tú sueñas que sí pero un sueño no es verdad.  No hay necesidad de retorno porque nunca te has ido, tan sólo necesitas despertar, dejar de soñar el sueño de miedo.

Mientras estés en el mundo no puedes dejar de enseñar, enseñas con tu ejemplo con la manera en la que te relacionas con las personas y con la vida, mientras más te reafirmas en la paz y en la dicha más se hace real y evidente para ti, y una mente en paz es inofensiva e invulnerable, está protegida por las leyes de Dios pues las acepta sin reparos.

Ser lo eres no puede costarte trabajo, de hecho es al revés, ser alguien que no eres desgasta mucho más y te desenfoca de la paz que te abarca.

Por Caanly Hernández Galán

 

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu