!

 

 

Capítulo 2. La separación

y la Expiación

Sección V. La función

del obrador de milagros.

 

 

 

El deber de un obrador de milagros radica en alcanzar y mantener una mentalidad recta que resulta de haber aceptado la Expiación para sí mismo. Confía en la visión que tiene el Espíritu Santo para sanar la mente y en ello descansa.

 

Es claro que todos necesitamos del milagro para sanar, pero al mismo tiempo existe un gran temor en la mente no sanada por alcanzar dicho estado, debido a que la mente no recta cree que perderá algo: su libertad o su capacidad para “crear” producto ello del miedo que la tiene aprisionada.

 

Esta sección aclara algo muy importante: El Espíritu ya está iluminado no necesita de nada, el cuerpo es sólo un instrumento y no puede crear ni aprender, pero la mente es la que aún no ha sanado y requiere del milagro y finalmente de aceptar la Expiación para lograr su iluminación, es decir el deshacimiento total del miedo.

 

Se debe aprender a reconocer que el miedo a la iluminación persistirá mientras tengas miedo a la curación misma, ningún medio físico te llevará a ello y más que eso, cualquier medio físico es engañoso hasta que dejas de confiar en él.

 

La caridad es aquello que ofreces a tu hermano para que el milagro pueda aparecer, es una demostración de amor en la que reconoces que en tu hermano hay algo mejor, con más luz y potencialidad que el cuerpo, que lo es percibido, es un regalo que le das a tu hermano y que cura a ambos en el pasado y en el futuro, en todos los niveles, formas y dimensiones.

 

Como obrador de milagros toma en cuenta lo siguiente:

  1. El milagro te rescata de cualquier preocupación por los detalles.

  2. Debes estar claro en lo que es real (nivel creativo) y lo que es falso (nivel perceptivo).

  3. Cuando estás en tu mentalidad recta, te es fácil no reaccionar ante lo percibido.  Pon atención.

  4. La mentalidad recta es la que corrige cualquier clase de error, sólo consérvala.

  5. El perdón sana y corrige, si esto no sucede estás reduciendo tu poder mental a un nivel perceptor.

  6. El perdón no juzga nada, tan sólo hace hincapié en lo que es verdad de lo que no lo es.

  7. En el tiempo es donde se necesita el milagro y el perdón, y se ofrece entre hermanos, en la Eternidad sólo gozamos del amor en armonía con Dios.

  8. Si se requiere de tu ayuda, harás mucho si piensas así:

 

               "Estoy aquí únicamente para ser útil.

                Estoy aquí en representación de Aquel que me envió.

                No tengo que preocuparme por lo que debo decir ni por lo que debo hacer,

                pues Aquel que me envió me guiará.

                Me siento satisfecho de estar dondequiera que Él deseé,

                porque sé que Él estará ahí conmigo.

               Sanaré a medida que le permita enseñarme a sanar.”

 

 

Por Caanly Hernández Galán

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu