Capítulo 19. La consecución de la Paz

I. La curación y la fe.

No puedes tener paz sin fe, para que tu mente y corazón estén en paz, es decir, libres de miedos, dudas y preocupaciones, has de tener fe, fe en la Verdad de lo que Eres y de lo que somos todos en Unidad con Dios, con el Amor.  Cualquier situación en la que te encuentres, representa una oportunidad para tener fe o miedo, tú eliges; si excluyes a alguien de cualquier situación como esta, entonces te será imposible alcanzar la paz; puesto que la paz ,depende de dónde deposites tu fe. Para que puedas gozar de paz y tu mente sane, tendrás que depositar muy conscientemente tu fe en el Amor que todos somos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El cuerpo no puede enfermar puesto que no crea ni fabrica nada, la mente sí lo hace, por lo tanto, lo único que hay que sanar es a la mente; cuando tu fe la depositas en las ilusiones tu mente enferma.  Depositarla en la verdad, implica varios detalles importantes, entre ellos el aprender a ver a tu hermano tal y como lo ve Dios, no como un cuerpo sino como tu hermano, tu igual y amarlo como lo hace Dios, como te amas a ti mismo y para eso es que debes depositar la fe en la verdad pues eso significa que tan sólo podrás ver el eterno presente, no tu pasado ni el de tu hermano ni las consecuencias futuras del mismo, puesto que todo eso simplemente se desvanecerán de tu mente, no las podrás percibir, pues eso es amar y amarte tal y como Dios lo hace, negando tu naturaleza humana y afirmando tu naturaleza divina. Donde tu cuerpo ponga el límite, pon tú la fe, así no percibirás límites sino Unidad.

Mientras que la falta de fe interpone ilusiones, ataca, destruye y separa, la fe elimina todo obstáculo, une y sana todas las mente, de ahí viene la salud de tu cuerpo, de la salud y plenitud de tu mente.  Tener fe, es sanar, con una fe inquebrantable ocurren los milagros y el miedo desaparece, en el instante santo en el que tu mente se encuentra, en un eterno ahora.  Así es como tú, todos y Dios somos Uno.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí.

La curación y la fe.jpg