Capítulo 13. El mundo inocente

VII. La consecución del mundo real

Eres el Hijo de un Padre amoroso, por lo tanto tú eres un Hijo amoroso, dentro de ti no hay cabida para el miedo, la culpa o la carencia.  Cuando percibes el mundo y coincide con esta descripción simplemente no estás viviendo el mundo real ni te estás viendo a ti mismo tal como eres.

El mundo que percibes lo fabricaste tú desde una idea de miedo, culpa y carencia pero tal y como sucede con las proyecciones, la puedes apagar o deshacer.  El mundo real no puede coexistir con el falso, cuando ves uno el otro desaparece por completo tan sólo di "El mundo real no es así" y disfruta la paz que eso te trae, y a su vez traerá a tu mente el recuerdo de ti.  Todos hemos tenido esta experiencia, ahora sólo debes practicarlo con frecuencia y de manera consciente. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siempre que juzgas, entendiendo que un juicio es validar como real algo que no es, el mundo real desaparece para ti.  Abre tu corazón a la paz, libérala de explicaciones o justificaciones y déjala ser en ti porque sí, sin formas, ni causas, sólo siéntela y más ideas de libertad, abundancia y plenitud vendrán a ti.  

Por ahora lo que crees necesitar mientras siga basándose en miedo, culpa y carencia te seguirá trayendo más de lo mismo, en lugar de eso, acepta que no sabes lo que necesitas y haz lo siguiente:

1. Acepta lo que vives ahora tal y como es, sin juicios.

2. Disóciate de ello varios segundo al día y recupera tu estado anímico de paz.

3. Pídele al Espíritu Santo que te ayude a descubrirlo.

De hecho la paz es lo que te da claridad para descubrir lo que necesitas.  Si interpretas todo como una oportunidad para descubrir el amoroso, abundante e ilimitado ser que eres, vivirás en la confianza de ser tomado por Dios y los sueños felices serán cada vez más abundantes.

Toma en cuenta que lo más importante es que reconozcas la causa de tu abundancia, más que la forma en la que se te presente; así que deja todas tus necesidades en sus manos y descubre todo lo amoroso que hay dentro de ti, en el mundo de tus proyecciones no hay nada real; así que vive ahora como si ya lo tuvieras todo porque es esa percepción milagrosa la que te abrirá la visión del mundo real.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu