La conciencia del color índigo

Se les dice índigo porque en 1982 una cromoterapeuta que se llama Nancy Ann Tape se dio cuenta que los niños que estaban naciendo en ese momento traían un color azul índigo en el cuerpo vital (El aura o campo magnético que rodea a los cuerpos físicos contiene otros además de este, después del físico está el vital y ese es de color azul índigo).  Como nada en la naturaleza, esto tampoco es arbitrario ni fortuito, el color azul tiene un significado que todo tiene que ver con la conciencia con la que nacen estas personas.

 

Definir lo que es la conciencia no es una tarea fácil, pero podemos decir que es aquello con lo que comprendemos e interpretamos lo que nos pasa.  El color azul es un color primario que se encuentra más abundantemente en el mar y en el cielo y estos son espacios que nos inspiran profundidad, vastedad y hasta miedo, albergan misterio y sabiduría, son los elementos asociados con la intuición, la comunicación y el sentimiento y es muy difícil contenerlos, nos abarcan y nos envuelven, nos sentimos pequeños ante su inmensidad.  Un índigo equilibrado eso es justo lo que te hace sentir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La conciencia índigo fluye en libertad, es la conciencia de la imaginación, la intuición y la visión de nuevos mundos, perspectivas elevadas, puntos de vista poco explorados.  Es una conciencia que te lleva a explorar nuevas ideas e  infinitas posibilidades, por eso también pueden inspirar miedo porque no tienen límite y te puedes encontrar con sorpresas cuando exploras dentro de ella.  Son personas curiosas que no temen preguntar y explorar, su mente nunca para, todo el tiempo están creando e imaginando maneras nuevas de hacer las cosas.

El color azul es el color de la razón y la visión, pero también de la comunicación verbal, y así son, hablan mucho sin parar y son muy inteligentes y racionales.  Es una conciencia que puede inspirar miedo porque cuando miras a través de sus ojos sientes que te absorben y ya saben todo de ti, su mirada es profunda e infinita.

Ahora imagina esta conciencia en el alma de una persona que expresa un don divino único, simplemente es una delicia y bendición para todos que un índigo alcance su plenitud y equilibrio, de ahí la importancia de la educación, no sólo la escolar sino la emocional e interpersonal, para nosotros los adultos que convivimos con niños y adolescentes empoderados que vibran en esta conciencia.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu