Capítulo 15.  El instante santo

VI. El instante santo y las leyes de Dios

En el instante santo se validan las leyes de Dios, en el tiempo no porque el tiempo es una construcción de la mente dual y no puede haber nada en la ilusión del ego.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las leyes de Dios garantizan nuestra identidad y nos dicen que el instante santo es cuando te reconoces en el otro como uno solo y por lo tanto, al no haber culpa que nos separe, hay conocimiento y fe en el otro. en esa abundancia reconoces también que tan sólo puedes dar y compartir lo que eres y te siente en paz y libre puesto que todos podemos ganar cuando ofreces la mirada amorosa de reconocimiento.

Además, en el instante santo es cuando podemos conocer la eternidad, es un no espacio y un no tiempo por lo tanto no hay cambios de ningún tipo sino permanencia, de esto se deriva el hecho de que tú no eres un cuerpo ni un alma, eres una idea y como tal eres abstracción y es por ello que conoces todo lo creado por Dios, porque en ti está el todo. En esto radica la unidad que formamos y el que bajo esa condición la comunicación es un hecho porque no depende del espacio y tiempo sino de la Eternidad.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu