Capítulo 7. Los regalos del Reino

Sección I. El último paso

Fuiste hecho como es Dios y esto es lo que hace posible que puedas comunicarte con Él y viceversa. La única diferencia es que Él te creó a ti pero tú no lo creaste a Él, sin embargo, tú puedes crear como Él. Es decir, lo que Él creó no lo creaste tú, pero lo que tú creas es igual a lo que Él creó.  O sea Él te creó y tú expandes Su creación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dios Es (al igual que tú), Él no puede hacerse más grande o más pequeño, tus creaciones no lo modifican ni a Él ni a ti, porque Él te creó como es Él.  El amor se extiende y fluye porque no puede ser contenido ni limitado.

Las creaciones de Dios (tú) han existido siempre fuera del tiempo, que cuenta todo a partir de un inicio y un final, tú eres creación de Dios y por eso has existido siempre; así como todo lo que tú creas/amas porque la Eternidad es tuya. 

El ego es competitivo por eso regatea y hace tratos porque teme a la carencia, tanto de amor como de comprensión de las cosas.  Dios es amoroso y por eso no pone límites porque no tiene miedo.  A partir de lo que crees ser es que das, creas y ofreces; si das con miedo no estás dando nada en absoluto lo cual es posible tan sólo en sueños.  Cuando aceptes quien eres podrás dar/crear como Dios lo hace contigo y compartirás Su certeza con todos.

Dios no te revelará nada porque no te ha ocultado nada, tampoco dará pasos porque Su creación no cambia ni depende del tiempo.  El último paso al que se refiere UCDM que dará Dios cuando aceptes la Expiación ya fue dado por Él en virtud de Su Ser.

Por Caanly Hernández Galán

 

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu