Capítulo 16.  El perdón de las ilusiones.

VI. El puente que conduce al mundo real

Se ha utilizado la referencia de un puente como una metáfora del proceso por el que pasas cuando te das cuenta de que puedes elegir el Todo y dejar atrás la nada.  Desde un pensamiento dual te relacionas a través del amor/odio especial; es decir, le das valor al cuerpo y a lo que percibes a través de él y te hace perder tu paz, te confunde acerca de lo que es valioso para ti y limita la expresión plena de tu ser; amas de manera condicionada y buscas relacionarte de la misma forma y debido a la dualidad de su origen ganas unas cosas a costa de perder otras, es decir, en lugar de sumar restas y pierdes la grandeza de tu ser, dejas tu felicidad, tu amor y tu paz en un afuera que no existe pues el mundo está conformado a partir de tus proyecciones, son fantasías de carencia y dolor, la relación especial es excluyente y acepta de manera parcial a cada individuo con el que te relacionas, el ego sólo acepta a una parte de él, no a la totalidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El amor, en cambio, acepta por completo y es natural en ti, pero no te confundas no es que aceptes lo bueno y lo malo, porque esa es una visión dual, sino que a través del amor aceptas al ser que hay en ti y lo amas por completo y sin reservas, eso sucede en tu mente y en tu corazón, al respecto de tu proceder en tus relaciones se encarga el Espíritu Santo, Él te guía para que cruces el puente mientras vas deshaciéndote del miedo y la culpa con que has impregnado a tus relaciones y que hace que las necesite, en lugar de que las ames.

El Amor es libertad y unión y eso es un hecho, no tienes que preocuparte porque sea así, el Amor ya Es, es una experiencia que no necesitas forzar, sino tan sólo aceptar y disfrutar sin dejarte engañar por las fantasías que el ego te muestre puesto que él se encargará de engañarte con experiencias de soledad, vacío y necesidad que te harán perder tu tranquilidad y te provocará que tomes decisiones que reforzarán tu vacío y desesperación.

En la transición, mientras cruzas el puente sentirás confusión y duda sobre el valor que le estás dando a tus relaciones sentirás que estás en riesgo de perderlas y de quedarte solo, este estado de confusión es transitorio porque nada que desees mantener o retener de tus relaciones especiales forma parte de ti o de nadie, estás comenzando a abrir los ojos y la luz puede atemorizarte pero todo sucederá en el tiempo y forma necesarios, tan sólo permanece dispuesto y con fe en Dios y en un instante tu paz se restablecerá en tu corazón, tu visión será un regalo para todos porque estará llena de certeza que puedes compartir para liberarnos del miedo y la culpa que invaden nuestra mente y si de pronto te lo impide la duda, el miedo y la preocupación dale tu disposición al Espíritu Santo par que Él limpie tu percepción y puedas ver lo que Él ve.

Por Caanly Hernández Galán

Si deseas una consulta de manera presencial o en línea haz click aquí

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu