A través de los ojos de una cristal

 

Mucho gusto me es un placer poder trasmitir estas palabras que son directas de mi alma, mi esencia, mis recuerdos y mis sentimientos yo soy una cristal y quiero hablarles un poco de mi vida y de mi forma de ver el mundo, quizás de esa forma logren comprender un poco más a otros cristal y a otros que les rodean.

Mi nombre es Carolina actualmente tengo 17 años y desde que soy conciente de la mente de las otras personas podía entender que mi forma de pensar y de ver el mundo era muy diferente a los que me rodeaban, desde que soy capaz de recordar siempre he tenido ese sentimiento de "estar en el lugar incorrecto" a mis 3 o 4 años pensaba en escapar de casa porque ese no era el lugar al que pertenecía mi "hogar" esta en otro sitio solía pensar, sin embrago con el tiempo comprendí que todo estaba estructurado, que nací aquí por una razón y que no podía escapar, que si me iba no tendría un lugar al cual ir. De esa forma pasó el tiempo y a pesar de mi diferente forma de pensar me acostumbré a mi familia y formé unos lazos de amor y protección con ellos, gracias al destino mi madre es índigo y por ello siempre me sentí protegida y acurrucada a su lado su presencia me tranquilizaba y se convirtió en mi icono, mi padre aunque es un terrenal es de buen corazón, sin embargo el no podía comprenderme y se frustraba por que no era como los demás niños, él es una persona de carácter fuerte y no es sincero con sus sentimientos, no está conectado es como solía decir y siempre ha existido una barrera entre él y yo por que sólo se limita a ser parte de las costumbres de este mundo, sin embrago lo amo y lo respeto aunque lo considero un reto personal.

Siempre he sido una persona solitaria ya que amo estar en armonía con mis pensamientos y lejos de las leyes del mundo exterior, un tiempo mis padres creyeron que yo era autista por que no quería juntarme con algunos niños y solo me gustaba estar rodeada de ciertas personas, creo que inconscientemente lo hacía por que no quería que me contaminaran quería cerca de mí a personas de corazones hermosos eso solía pensar, no podía soportar a esos niños que se creían mejores por hacer menos a alguien más o se burlaban de otro hiriendo sus sentimientos solo porque ellos no eran capaces de amarse a sí mismos o aceptar sus vidas, ver esas escenas de bullan en la escuela me enfermaba y no podía comprenderlas por mucho que lograra comprender a otros, de modo que un día le dije a un niño que golpeaba a otro sólo porque tenía problemas de obesidad: ¿Por qué lo golpeas a él si a quien deseas golpear es a tí mismo? él me miró con cara de no comprender lo que decía diciéndome que no me metiera, de ese modo le respondí: Si te sientes solo ¿no es más comprensible buscar que otros te amen en lugar de que te odien? Sabes en algún momento todos nos hemos sentido solos, pero si lastimas a alguien por eso solo estas creando una cadena de sufrimiento y no conseguirás nada más que más dolor y que te odien más, ¿Por qué no conviertes tu dolor en comprensión? En ese momento soltó al niño y me dijo: ¿Qué sabes tú? En ese momento le respondí que sabía que él estaba triste, después de esas palabras lloró y me senté a su lado y me dijo que sus padres se estaban divorciando y se sentía culpable por ello, yo lo abracé y le dije que no era su culpa que el amor es un lazo justo que si la balanza no estaba en equilibrio sólo crearía dolor y por eso él necesitaba amar a sus padres más que nunca por que a ellos les faltaba amor en su corazón. Le dije que es más fácil hacer amigos que enemigos solo necesitas encontrar cualidades en otras personas y quererlas, cuidarlas y estar junto a ellas, de ese modo él ya no volvió a golpear a nadie y pudo hacer amigos, después de eso no supe mucho de él.

Para mí es muy sencillo ver a través de las personas es como si pudieses descifrar su ser y sentir sus sentimientos más profundos y fuertes, no lo comprendí hasta crecer y comprender lo que era el aura y la vibraciones del ser que pude entender esta facultad, además de mi empatía, además que desde pequeña podía ver la silueta del aura de las personas y cosas aunque en realidad no lo consideraba de importancia y no se lo decía a nadie.

Cuando tenía 13 años les dije a mis padres que quería ser vegetariana, pero me dijeron que no podía por que estaba en crecimiento, de modo que a mis 18 años les dije que me convertiría en vegetariana, muchas veces me han preguntado por qué y yo les contesto que no me sentía cómoda comiendo un ser viviente que no respetaba la vida de ese ser, la contestación que me daban era nacieron para ser comidos. La primera vez que escuché esa respuesta no pude evitar llorar, ¿Acaso hay algo más cruel que nacer para ser comido? Nosotros no tenemos derecho a decidir en el destino de las vidas ajenas. Me sentía como un monstruo cada vez que tenía que comer carne, y no es porque no me gustara lo consideraba inmoral e insano ya que en el fondo comíamos cadáveres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Siempre me ha gustado escribir ya que considero que la mente en una puerta a otro mundo y podemos crear un mundo infinito y hermoso con nuestra imaginación, de modo que me gusta escribir historias llenas de imaginación siempre buscando mi límite de buscar lo diferente lo que nadie antes había imaginado ya que en una historia creas vida y sentimientos. Me gusta mucho el arte por eso escribo y además toco el violín es una belleza pura capaz de vibrar en el corazón de otros. Es una forma de llevar mi ser interior a otros y puedan comprenderlo. También he realizado otras actividades como la natación, el contacto con el agua es muy importante para mí, el voleibol, pintura, poesía y muchos otros ya que tengo la necesidad de sentirme libre.

Me gusta escuchar a otros y es común para mí que apenas conozco a una persona me cuente sus problemas y busque mi consejo, también me ha pasado con gente desconocida que se acerca a mí. En la actualidad lo que hago es tener un frasco grande y vacío, y a cada persona que ayudo meto un papelito con el nombre de esa persona, hasta llenarlo, para recordar quien soy y sentirme orgullosa de serlo y cuando me siento sola o triste ver la botella me hace sonreír.

Yo he sabido que soy cristal por que mi hermano es índigo y mi mamá también, de modo que mi hermano por ser índigo necesitaba ayuda e iba con psicólogos y es rebelde. Después de analizarlo y estar informados lo que eran los niños índigo y los cristal supieron que yo lo era, después de saberlo leí mucho al respecto e investigué muchos temas relacionados. Ya que los índigo suelen llamar más la atención, además cuando fui llamada al psicólogo los métodos no parecían funcionales conmigo y me eran estresantes y al final era yo quien terminaba ayudando al psicólogo, les sorprendió que mi IQ fuera elevado y mi facilidad de comprensión y analogía. Suelo destacar en cosas académicas, aunque mi método de aprendizaje es distinto ya que normalmente al terminar el apunte de mi clase me dormía en clase, escribía, leía una novela o ponía atención a las personas que me rodeaban, y llegando a mi casa a solas en mi habitación leía mi apunte e investigaba por mi cuenta, ya que no me podía concentrar con tantas personas, y llegando a clases sabía todo lo que tenía que saber y más. La mayoría de las veces con leer mi apunte una vez “sola” me bastaba para entender lo que veíamos alrededor de 6 clases del mismo tema y prácticas. De modo que solía llamar la atención del como alguien que se duerme en clases y se la pasa distraído tenía esas notas, además que era perfeccionista en mis proyectos y actividades, ya que me gustaba dar mi mejor esfuerzo, pero a mi manera.

Otra experiencia reciente fue en una conferencia, la conferencista vino a dar una platica de cómo los adolecentes podemos tener mejor comunicación con nuestros padres, desde el momento en que la vi sentí algo extraño luego mencionó en la plática que esta recibiendo terapia de reiki, y le dije a una amiga mía que me conoce en este aspecto que sentía en ella una gran pérdida y tristeza, al final de la conferencia explico que había perdido 2 hijos en un accidente. De modo que al final de la conferencia decidí hablar con ella y decirle que era una gran persona que admiraba su forma de llegar a otros y superarlo, la abracé y le di las gracias lloré y le dije que continuara igual de fuerte y no se rindiera que su energía era muy bella y respondió que no lo haría que ella era feliz con poder conocer gente como yo.  Recuerdo que su presencia era muy hermosa pero triste. He tenido muchas experiencias en mi vida pero esa me impresionó mucho.

Ser un cristal puede ser solitario ya que creamos una barrera de protección con los demás, no podemos acostumbrarnos ni comprender muchas cosas de este mundo, tomamos el dolor ajeno como nuestro, no muchas personas nos comprenden y suelen vernos como personas extrañas, en lo personal siento que falta algo en este mundo que algo no está en su lugar, la verdad no está al alcance de nuestros ojos y al desear saber la verdad he abierto un mundo totalmente distinto a éste, pero en él encontré las respuestas a lo que soy y el porqué.

Cristales amen lo que son y busquen la verdad ya que en fondo todo cristal solo desea respuestas, desea libertad y calidez.

Carolina.

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu