13 cosas para recordar cuando
la vida se pone difícil
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Lo que es, es. Un dicho famoso de Buda nos dice: Es tu resistencia a lo que es, lo que hace tu sufrimiento. Piensa en eso por un minuto. Esto significa que nuestro sufrimiento se produce sólo cuando nos resistimos a cómo son las cosas. Si puedes cambiar algo y luego tomar acción ¡Cámbialo! Pero si no puedes cambiarlo, entonces tienes dos opciones: O bien aceptarlo y dejar de lado la negatividad; o amargarte la vida por obsesionarte con ello.

 

2. Es sólo un problema si piensas que es un problema. Muchas veces, somos nuestro peor enemigo.  La felicidad realmente depende de la perspectiva.  Si piensas que algo es un problema, entonces tus pensamientos y emociones serán negativos; pero si piensas que es algo de lo que se puede aprender, entonces, de repente, no es un problema.

 

3. Si quieres que las cosas cambien, necesitas comenzar con el cambio de ti mismo. Tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior. ¿No sabes que las personas cuyas vidas son caóticas y estresantes se debe en gran parte porque se sienten caóticas por dentro? Así es.  Nos gusta pensar que el cambio de nuestras circunstancias nos cambiará.  Pero es al revés, tenemos que cambiar nosotros primero, antes de que las circunstancias cambien.

 

4. No hay tal cosa como el fracaso, se trata sólo de aprendizaje. Debes borrar la palabra fracaso de tu vocabulario. Todas las grandes personas que han logrado algo, han fracasado una y otra vez.  De hecho, creo que fue Thomas Edison quien dijo algo así como "No dejé a la invención la bombilla, sólo encontré primero 99 maneras en las que no funcionó." Toma tus llamados fracasos y aprende algo de ellos, aprende cómo hacerlo mejor la próxima vez.

 

5. Si no consigues algo que deseas, sólo significa que algo mejor está por venir. Eso es difícil de creer a veces, lo sé.  Pero es cierto.  Por lo general, cuando uno mira hacia atrás en su vida, es capaz de ver por qué era realmente una buena cosa que algo no funcionara. Tal vez el trabajo que no recibiste te habría hecho pasar más tiempo lejos de tu familia, pero el trabajo que conseguiste fue más flexible. Sólo ten fe en que todo ocurre exactamente de la manera en la que se supone que sea.

 

6. Aprecia el momento presente, este momento nunca vendrá de nuevo y siempre hay algo precioso acerca de cada momento. ¡Así que no dejes que te pase de largo! Pronto será sólo un recuerdo, incluso los momentos que no parecen felices pueden ser vistos como algo que puede faltar algún día.

 

7. Deja ir el deseo. La mayoría de la gente vive con la mente adjunta, lo que esto significa es que se adhieren a un deseo y cuando no lo consiguen, sus emociones se desploman en la negatividad. En su lugar, trata de practicar la mente independiente, quiere decir que cuando quieres algo, todavía serás feliz si lo consigues o no. Tus emociones deben ser siempre de felicidad o de neutralidad.

 

8. Comprende y queda agradecido por tus miedos.  El miedo puede ser un gran maestro y la superación de miedos también puede hacer que te sientas victorioso.  Para superar miedos sólo hace falta practicar, el miedo es en realidad sólo una ilusión: Es opcional.

 

9. Permítete experimentar alegría.  Lo creas o no, demasiadas personas no se permiten la diversión, y ni siquiera saben cómo ser felices.  Algunas personas son realmente adictos a sus problemas y al caos en ellos, tanto que ni siquiera saben lo que son sin ellos ¡Trata de permitirte a ti mismo ser feliz! Incluso si es sólo por un breve momento, es importante centrarse en la alegría, no en las dificultades.

 

10. No te compares con otras personas.  Pero si lo haces hazlo con personas que la pasan peor que tú.

 

11. No eres una víctima. Tú eres sólo una víctima de tus propios pensamientos, palabras y acciones. Nadie te hace algo, tú eres el creador de tu propia experiencia.  Asume la responsabilidad personal y date cuenta de que puedes salir de tus dificultades, sólo tienes que empezar por cambiar tus pensamientos y acciones. Abandona tu mentalidad de víctima y sé victorioso. ¡Pasa de víctima a vencedor!

 

12. Las cosas pueden cambiar.  "Y esto también pasará" es una de mis frases favoritas, cuando estamos atrapados en una mala situación creemos que no hay manera de salir, creemos que nada cambiará, pero ¿adivina qué? ¡Lo hará! Nada es permanente ni siquiera la muerte, así que sal de la costumbre de pensar que las cosas siempre van a ser de esta manera, no lo serán, si bien tienes que tomar algún tipo de acción para que las cosas cambien, ya que nada va a suceder por arte de magia ni por su cuenta.

 

13. Cualquier cosa es posible.  Los milagros ocurren todos los días, en verdad que sí sólo tienes que creer que así es, una vez que lo haces has ganado la batalla.

 

Por Enrique Rojas

¿Quieres recibir mis actualizaciones? Suscríbete a la lista de contactos 

Vid 319 Nueva Santa María, Azcapotzalco, Ciudad de México caanly@hotmail.com  |  Tel y Whats app: +5255.4616.9906

  • Canal de YouTube
  • Instagram - Caanly
  • LinkedIn - Caanly
  • Twitter - Caanly

Copyright 2012® Psicología del Espiritu